TRES EMPRESAS DE EU DEMANDAN A MÉXICO POR LEY DE HIDROCARBUROS

TRES EMPRESAS DE EU DEMANDAN A MÉXICO POR LEY DE HIDROCARBUROS

MÉXICO.- Por los cambios hechos a la Ley de Hidrocarburos tres empresas estadounidenses presentaron la primer demanda arbitral bajo los capítulos de solución de diferencias del TLCAN y del T-MEC ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones entre Estados y Nacionales de otros Estados (ICSID, por sus siglas en inglés).

Se trata de las firmas con base en Estados Unidos: Finley Resources Inc., MWS Management Inc., y Prize Permanent Holdings, las cuales interpusieron una demanda de arbitraje contra el gobierno de México el pasado 12 de mayo.

Se registró como controversia internacional con el número ARB/21/25 y la instancia evaluará si los cambios se apegan a los compromisos del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), así como al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), ya que aún se tienen tres años, después de su finalización, para presentar demandas basados en las reglas de dicho acuerdo comercial.

La firma de abogados que presentó la controversia a nombre de las tres empresas estadounidenses fue Thompson & Knight, mientras que por parte del gobierno mexicano las notificaciones se envían directamente a la Dirección General de Consultoría Jurídica de Comercio Internacional de la Secretaría de Economía.

El procedimiento de arbitraje se interpuso el pasado 12 de mayo de 2021 ante el secretariado general del ICSID.

El pasado 29 de abril, el Senado aprobó el dictamen que le quita a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) la facultad para sujetar a principios de regulación asimétrica las ventas que realiza Pemex, de primera mano, de hidrocarburos, petrolíferos o petroquímicos. Se trata de una reforma al artículo 13 Transitorio de la Ley de Hidrocarburos que fue avalada en lo general y lo particular, con 68 votos a favor y 51 votos en contra, para eliminar dicha regulación en la comercialización que realicen personas controladas por Pemex o sus organismos subsidiarios.

En el dictamen que aprobaron los legisladores, se argumenta que dichos agentes económicos ya participan en los eslabones de la cadena productiva del sector, lo que ha generado que Pemex haya sido desplazado y no tenga un poder dominante en el sector energético. Se argumenta que imponerle obligaciones adicionales a las que ejecutan sus competidores, provoca condiciones de desigualdad que limitan su competencia y coloca a esta empresa del Estado en una posición desfavorable que debilita su comercialización.

Ante la aprobación de la legislación, que echó atrás la reforma energética del gobierno de enrique Peña Nieto, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) criticaron la falta de una amplia discusión y alertaron sobre el daño que esta representa en el clima de inversión privada en el país.

Señalaron que las regulaciones asimétricas, instauradas en la Ley de Hidrocarburos de 2014, se establecieron con la idea de promover la competencia económica en el mercado de combustibles y atraer más inversión de privados.

Con la nueva medida, sin embargo, se elimina la regulación asimétrica a la que estaba sujeto Pemex para evitar que sea dominante en la venta y comercialización de Hidrocarburos, Petrolíferos o Petroquímicos, y así darle participación a los privados en estos mercados.

Además, señalaron que los argumentos dados en la Cámara de Diputados, tales como el número de permisos que la CRE y la Secretaría de Energía han entregado a privados para la comercialización, transporte, almacenamiento, distribución, expendio, entre otras actividades, que ya superan los 22 mil, queda invalidado si se toman en cuenta los niveles de producto vendido, donde aún con la CRE, Pemex es dominante y “no se observa competencia en el mercado mayorista”.

EL UNIVERSAL