SAN ANTONIO DE PADUA

SAN ANTONIO DE PADUA

Huatusco, Ver.- San Antonio de Padua es el santo patrono de Huatusco, de las causas difíciles…y es buscado por los jóvenes que buscan pareja. Incluso el enorme templo erigido en su honor en esta ciudad, es considerado por muchos un milagro por el que el padre Enrique Trejo, quien inició su construcción, debe ser beatificado.

Imponente, al centro del templo, se alza la imagen de San Antonio, obra del escultor de origen alemán Herbert Hofmann Ysenburg, que con sus 9 metros de altura, es reconocida en el mundo entero como una joya del arte moderno.

La historia del templo de San Antonio inició junto con la llegada del padre Enrique Tejo, en 1933 y que en 1940, decidió emprender la titánica tarea de erigir un nuevo templo que fue financiado con rifas, cooperaciones y hasta el “Día de la Gallina”.

No solo el edificio ocupó el tiempo del Padre Trejo, sino la evangelización, la doctrina de los niños, que corrió a cargo de catequistas voluntarias, como Alicia Arguello, Pifa y Adoración Mendoza.

Mientras el templo era levantado y embellecido con la escultura de San Antonio, obra del escultor alemán Herber Hoffmann Ysemburg y 12 vitrales de la diseñadora Katzia Hoffmann, en los grupos de catequesis se enseñaban las oraciones, se perforaban las tarjetas individuales de asistencia.

Cada 6 de enero se canjeaban esas tarjetas por juguetes, que el cura Trejo entregaba en medio de la fiesta colectiva, donde participaban los padres de familia y sus hijos, en una misa dedicada especialmente a ellos.

Su empeño por cumplir con el encargo recibido del obispo de Veracruz, Rafael Guizar y Valencia, se tradujo en la colaboración de cientos de personas, que vendían comida, ayudaban con faenas, que se tradujeron en una obra de arquitectura moderna, proyectada por el arquitecto Villagrán García.

El templo de San Antonio de Padua fue terminado por el padre Luis Palomo. El costo total de la obra nunca se calculó. Para los huatusqueños eso no hace falta, es mayor su valor espiritual e histórico que el monetario.

SAN ANTONIO, PATRONO DE LAS CAUSAS DIFICILES

“Pon a San Antonio de Cabeza” es una de los consejos más comunes que se dan a alguien cuando enfrenta una causa difícil, o en el caso de los novios desesperados, por conseguir pareja.

El fraile que años después sería elevado a los altares nació en Lisboa, Portugal el 13 de junio de 1231, fue un sacerdote de la Orden Franciscana, predicador y teólogo portugués, venerado como santo y doctor de la Iglesia por el catolicismo.

Antonio de Padua fue el segundo santo más rápidamente canonizado por la Iglesia, tras san Pedro Mártir de Verona. Es uno de los santos católicos más populares y su culto se encuentra extendido universalmente. Su festividad se celebra el 13 de junio.

El más grande taumaturgo de todos los tiempos tiene el crédito por interceder en muchas ocasiones a lo largo de su vida mortal, e igualmente en su vida santa. La frecuencia de sus milagros no se ha visto disminuida en ninguna ocasión.

Entre los milagros que confirmaron su vida de santo se encuentra la anécdota de cuando,  en una discusión con un hereje, fue desafiado a demostrar la presencia de Jesús en la Eucaristía. Para ello, pusieron a una mula por ayuno, para que cuando fueran a liberarla, esta escogiera entre el alimento y la adoración a Jesús.

Llegado el momento, el animal dejó de lado el heno para inclinarse ante la presencia de Dios, lo cual dejó impresionada a la multitud.

Hoy San Antonio está de fiesta y junto con él, la comunidad católica de Huatusco, una ciudad que huele a café y chicatana.