MURAL DEL CAFÉ, UNA OBRA DE LUZ

MURAL DEL CAFÉ, UNA OBRA DE LUZ

Huatusco, Ver.- Un mural que busca proyectar luz es el que pinta Luis Franco Santaella Cruz en los muros del remodelado mercado Benito Juárez de Huatusco. Forma parte de la rehabilitada explanada de Santa Cecilia, obra que está en su recta final.

El muralista huatusqueño destaca que en este lugar, se conjugarán tres símbolos de la ciudad, de su gente; el grano de café como pilar socioeconómico, junto con el templo de Santa Cecilia, que representa la religión y el conejo, como símbolo cultural.

“No es un mural narrativo, donde haya héroes, personajes o tenga una historia, es más una ofrenda al fruto, que pretende reflejar la realidad, la riqueza de este cultivo, que es base de la economía de Huatusco”, explica Franco en una breve entrevista mientras supervisa el avance de su obra.

Fue hace dos meses que Santaella Cruz, siempre ataviado con su característico overol color naranja y sombrero negro para protegerse del sol, inició la titánica tarea de pintar este mural, que ya registra un avance del 85 por ciento. La lluvia, reconoce, atrasó los trabajos, pero eso no lo ha detenido.

Luis Franco Santaella Cruz es un artista plástico orgullosamente huatusqueño con más de 17 años de trayectoria artística, que busca ahora darle a Huatusco “un toque de color, de alegría, de paz, generar esa atmosfera y quitar el negro y gris que vemos a diario”, comenta.

“La idea es plasmar la transición de los colores de la luz, haciendo una pieza que va más enfocada sobre la belleza, la apreciación, no es un ejercicio intelectual, que tengas que conocer al personaje y lo que hizo, no, es una pieza más contemplativa, para que la gente la pueda disfrutar”, explica.

Franco recuerda que además del mural, la plaza tendrá una escultura de un conejo, que también esta por terminar. Puntualiza que es todo un orgullo ser parte de este momento histórico para la ciudad.

Franco mira de nuevo su creación casi por terminar y aprovecha para pedirle solo una cosa a los huatusqueños. Que la cuiden.