LAS COSAS QUE NO ENTIENDO

LAS COSAS QUE NO ENTIENDO

HABEMUS ALCALDES: a una semana de celebrarse las elecciones ya están confirmados y ratificados los alcaldes, así como diputados locales y federales, la gente salió a votar, aunque no sin contratiempos. El principal problema y que puso en duda más de un resultado fue la falta de organización y capacitación del Organismo Público Local Electoral, pues en todas partes se presentaron inconvenientes al instalar las casillas, que empezaron a funcionar hasta con dos horas de retraso, sin contar que el conteo de votos se complicó por constantes caídas en el sistema. Ya ni se diga al momento de intentar subir los datos finales para entregar las constancias a los ganadores. Si a eso se le suma que en Veracruz se perdieron actas, en Orizaba los votos en lugar de aumentar conforme avanzaba el conteo, disminuían, se puede evaluar que el proceso 2021 el OPLE lo pasó “de panzazo”, tan es así, que este lunes continúa el recuento en varios municipios, incluida la ciudad de Veracruz, donde el Morena no se resigna a ser vencido en tierra yunista. Habrá que esperar a ver en que acaba todo.

EN HUATUSCO algunos morenistas de abolengo sin duda se quedaron mudos y se tuvieron que morder la lengua, pues desde el inicio de la campaña arremetieron contra sus mismos compañeros de partido que, siguiendo con el proyecto Morena, se sumaron al ahora alcalde electo Ventura Demuner Torres con quien hicieron campaña, mientras que esos inmaculados, de la raza elegida, prefirieron irse a apoyar a otros candidatos ¿y de otros partidos?. Mientras aseguraban que sus compañeros no sumaban y bueno, más de 11 mil votos al final demostraron que sí, al final sí tenían el respaldo de la gente y junto con el Partido Verde Ecologista de México y el Partido del Trabajo, obtuvieron el triunfo en las urnas.

EN COSCOMATEPEC aumentan las voces de descontento hacia una de las ex aspirantes a la alcaldía, Maye Loyo, que aunque afirmaba ser la mejor opción, resultó que al final no pudo ni cumplir sus promesas a su equipo de colaboradores y es que, prometió a mucha gente que si se inscribían como representantes de casilla, habría una muy buena remuneración económica. Más de uno se ilusionó y se capacitó, pero ya cerca del día de las elecciones, se les anunció que la cantidad sería mucho menor a la prometida. Aun con eso, la gente no se rajó, sino hasta el final, que se les dijo que no había dinero para pagarles, siendo ahí donde radica la duda que surgió de todos lados, pues en las casillas no se vio a gente de Maye Loyo vigilando que la votación fuera transparente. Además de este, se dice que dejó otros pendientes por ahí. Habrá que ver que pasa al final.

EL SÍNDROME DEL PERDEDOR se hizo evidente desde ya en varias localidades de las Altas Montañas, donde alcaldes perdedores, cuyos candidatos por una o mil razones no obtuvieron el triunfo, simplemente ya cerraron las puertas y toda clase de apoyos programados, esto en represalia por la falta de apoyo a sus inmaculados apadrinados, que al final, no tenían tanta fortaleza como presumían. Uno de estos casos es Chocamán, donde tal como se le dijo al profesor y después candidato del Partido de la Revolución Democrática, perdería teniendo como patrocinadores a la alcaldesa y su hermano, los resultados hablan por sí solos. La única buena noticia es que ya les queda medio año y por fin el municipio podrá descansar, al igual que en Zentla, donde a toda costa, Pedro Rincón quería mantenerse en el poder y lanzó a su esposa a la candidatura, pero ni con todo el respaldo del Morena y el Partido Verde pudo ganar en las urnas y ahora sí, se quedó sin nada. Por ahora es todo, hasta la próxima.