CHILAPA, GUERRERO.

CHILAPA, GUERRERO.

Chilapa, Gue. – A la policía comunitaria de Chilapa, en el estado de Guerrero, se unieron 19 niños, hijos de los 10 músicos que fueron asesinados la semana pasada y que fueron calcinados por un grupo criminal.

Los menores, de entre 8 y 15 años, que deberían estar en los salones de clases, marcharon por el poblado mientras reciben adiestramiento en el uso de armas de fuego.

COMPARTIR