NAHÚM GENARO, UN DIÁLOGO DESDE EL MÁS ALLA

NAHÚM GENARO, UN DIÁLOGO DESDE EL MÁS ALLA

Coscomatepec, Ver.- “Es un orgullo vivir en Coscomatepec”, enfatiza el cronista de Coscomatepec Nahúm Genaro Solís Heredia. Es un dialogo a la distancia a cuatro años de su muerte. Pero sus libros siguen hablando y es uno de los difuntos más vivos.

El profesor, nacido en 1933, escribió varias obras, entre ellas “Coscomatepec, arcón de recuerdos”; “Cantos a Coscomatepec”; “Arcoíris” y “Crónicas y relatos de Coscomatepec”.

Esta es una entrevista poco común realizada con el cronista a través de sus obras, de otras pláticas, de mensajes hechos en vida de quien fue considerado Tesoro Humano Vivo de Veracruz.

“Siento un inmenso orgullo al decirlo, como no, si ahí nací, es la tierra de mis mayores, tierra de hombres ilustres, de hombres cabales, soy sanjuanero de pura cepa” brota de su obra “Coscomatepec Arcón de recuerdos”. A su lado, su inseparable bastón lo acompaña.

“¡Que milagro que me viene a ver Don Miguel!”, externa apenas ve al reportero que llega a su casa en busca de información sobre la historia de Coscomatepec, de sus tradiciones, de su Citlaltépetl. Al fondo, detrás de su escritorio repleto de documentos una enorme fotografía del volcán domina la vista.

Bromista, apasionado por su tierra, el “Profe Genaro” abre los archiveros de su memoria para hablar de la fiesta de octubre “ahí tienen al profesor Genaro acompañando a su escuelita rural y llevando al frente a la banda de música, el municipio esa ocasión no tuvo ninguna banda musical y lo curioso es que el coordinador del desfile sin pedir permiso se llevó a la banda de nuestra escuelita”, recuerda el cronista en su obra Coscomatepec Arcón de Recuerdos.

El profesor Genaro es el responsable de que Coscomatepec haya sido elevado a “Heroico” después que en una de sus composiciones así lo nombró, según refiere Héctor Domínguez Martínez.

Al cronista de este municipio también se le debe la creación de la Casa de Cultura de Coscomatepec y formó parte de la Federación Nacional de Cronistas de Ciudades Mexicanas.

En diciembre del 2015, el Instituto Veracruzano de la Educación y Cultura IVEC) realizó la entrega de estímulos a cuatro distinguidos veracruzanos considerados “Tesoros Humanos Vivos”, incluido Nahúm Genaro Solís Heredia “ya me quieren hacer parte del inventario del municipio va usted a creer, ya lo que da uno son lastimas”, bromea el entrevistado.

Mientras dialoga sobre la fiesta de octubre, presume su nuevo y último libro publicado en el 2013, “Crónicas y Relatos de Coscomatepec” recién desempacado de sus cajas. A un lado, el borrador contenido en muchas libretas que llenó a mano antes de llegar a la obra final.

Al final del camino el profesor agradece a quienes lo ayudaron a preparar su obra “Crónicas y relatos de Coscomatepec”. “Pase una etapa por mi problema de enfisema pulmonar y la casi perdida de la vista, además de dar gracias a Dios hago patente mi agradecimiento a las personas que me tendieron su mano generosa, su comprensión y afecto”.

Durante los últimos años y por su delicado estado de salud salía poco de su hogar, cuya puerta se mantenía abierta siempre a la espera de alguna visita con quien compartir su amor por Coscomatepec.

El profesor Genaro se despidió de este mundo el 21 de noviembre del 2016 a sus casi 83 años. Hoy sus restos descansan en el patio del Centro Cultural Nahúm Genaro Solís nombrado así en su honor.

“A ver cuando me vuelve a venir a ver”, invita no sin antes de retirarse dedicar una de sus bromistas sonrisas al interlocutor desde el más allá.