SALLY AVANZA HACIA NUEVA ORLEANS A PUNTO DE CONVERTIRSE EN HURACÁN DE CATEGORÍA 2

SALLY AVANZA HACIA NUEVA ORLEANS A PUNTO DE CONVERTIRSE EN HURACÁN DE CATEGORÍA 2

ESTADOS UNIDOS.- La evacuación obligatoria en la ciudad de Nueva Orleans para los residentes que vivan fuera del sistema de protección de diques fue declarada por la alcaldesa, LaToya Cantrell, y comenzó a llevarse a cabo el pasado domingo por la noche ante el avance de la tormenta tropical Sally, que se esperaba que tocase tierra en Luisiana convertida el martes por la mañana en un huracán de categoría 2. Esta sería la tercera emergencia ciclónica de ese Estado desde que comenzó la temporada de huracanes.

El gobernador de Louisiana, John Bel Edwards, declaró el estado de emergencia el sábado por la noche antes de la llegada de Sally. Edwards dijo que había hablado con el presidente Donald Trump y que tenía previsto presentar tal declaración federal antes de su llegada a tierra. “Aunque en última instancia no sabemos dónde tocará tierra Sally, gran parte del sureste de Louisiana se encuentra en el cono de la tormenta y el riesgo de tormenta tropical o vientos huracanados sigue aumentando. Esta tormenta tiene el potencial de ser muy grave”, dijo Edwards en un comunicado de prensa.

Según el Centro Nacional de Huracanes (NHC, siglas en inglés), “se espera que Sally sea un sistema de lento movimiento mientras se acerca a tierra, produciendo entre 15 y 20 centímetros de lluvia”, según se lee en el informe del HNC. A pesar de que los fuertes vientos se pronostican peligrosos, avanzando de forma sostenida a 150 kilómetros por hora sobre las costas de Luisiana y Mississippi, la gran amenaza de este fenómeno meteorológico en particular es la gran cantidad de agua que va a dejar a su paso.

En su recorrido, el NHC estima que Sally se aproximará esta noche de lunes al sureste de Louisiana y tocará tierra durante el martes. Sus vientos huracanados se sentirán de inmediato y se espera que avance tierra adentro el miércoles por la mañana con lluvias muy intensas que pueden afectar zonas del sureste de Mississippi y Alabama.

En este sentido, el gobernador de Mississippi, Tate Reeves, también se ha adelantado a los acontecimientos y ha declarado un estado de emergencia preliminar para el Estado, según indicó el pasado domingo. También envió una solicitud de ayuda al presidente, insistiendo en que esperaba que la tormenta “persistiera en la mayoría de las partes del “Estado durante al menos 48 horas”.

Con más de un tercio de Louisiana aun recuperándose tras otros dos azotes meteorológicos, el gobernador Edwards advirtió a los residentes que se mantuvieran alertas ante los cambios que vayan sucediéndose con Sally. “Esto combinado con la pandemia de la Covid-19 puede dejarnos exhaustos. Les imploro que se preparen seriamente”. El Gobernador informó que tres cárceles con 1.200 presos en total han sido evacuadas y, al menos un hogar de ancianos está siendo desalojado.

En el mapa que muestra el Centro Nacional de Huracanes, Sally no está sola. Con ella hay cuatro sistemas más moviéndose por el Atlántico: el huracán Paullette, las tormentas Vicky y Teddy y la depresión Rene. En lo que va de temporada, ha habido 18 tormentas con nombre. El promedio de una temporada completa es de 12. Al principio de la temporada, se pronosticó que este año la temporada de huracanes sería muy activa.

Cuando empieza la temporada de huracanes, los nombres de la lista quedan ordenados alfabéticamente: el nombre del primer huracán o ciclón empieza por A, el segundo por B, y así sucesivamente… Además, se alternan los nombres de hombre y mujer. Aunque el alfabeto tenga 26 letras, las listas de huracanes solo tienen 21 nombres: en todas las regiones se excluyen los nombres que empiezan por las letras Q, U, X, Y y Z, ya que son más difíciles de encontrar.

Además, cuando un huracán, tifón o ciclón ha provocado una gran catástrofe, el nombre se retira de la lista y ya no puede volver a utilizarse, por respeto a las víctimas, como es el caso, por ejemplo, de Katrina. Los nombres para este año 2020 de las tormentas del Atlántico han sido Arthur; Bertha; Cristobal; Dolly; Edouard; Fay; Gonzalo; Hanna; Isaias; Josephine; Kyle; Laura; Marco; Nana; Omar; Paulette; Rene; Sally; Teddy; Vicky; y Wilfred.

EL PAÍS