TALADORES, EN LA IMPUNIDAD

TALADORES, EN LA IMPUNIDAD

Coscomatepec, Ver. – Los talamontes siguen devastando el Parque Nacional Pico de Orizaba aun con los supuestos operativos implementados por las corporaciones de seguridad, que mas que combatirlos, parecen protegerlos.


Todos los días descenden hasta 5 camiones procedentes de la sierra de Calcahualco y Alpatláhuac cargados de rejas de madera que se elaboran con los pinos que son talados de manera ilegal.


Aunque activistas y los mismos habitantes de la zona han alertado sobre la devastación del parque nacional, ni las autoridades locales, estatales o federales han hecho algo para atender el problema.


“En las redes sociales presumieron que hay operativos en la sierra, pero eso no es verdad, es más, a la Policía ni siquiera le permiten el ingreso a las comunidades donde están los aserraderos”, comentó un activista de la zona.


Es en comunidades como Dos Caminos, Tlacotiopa, Jacal y Vaquería donde se elaboran rejas de madera que son comercializadas en el estado de Puebla.


“Los taladores han recurrido a la quema del parque nacional para ocultar sus actos, es decir, para que parezca que la pérdida del bosque fue por un incendio y no por la tala”, advirtió la fuente consultada.