LAS BARRANCAS DE COMAPA: REFUGIO DEL GENERAL INSURGENTE GUADALUPE VICTORIA

LAS BARRANCAS DE COMAPA: REFUGIO DEL GENERAL INSURGENTE GUADALUPE VICTORIA

Comapa, Ver.- Guadalupe Victoria fue uno de los principales jefes insurgentes durante la Guerra de Independencia. Fue el primer presidente de México pero antes de eso, fue un fugitivo de la corona española. Las barrancas de Comapa fueron su refugio.

Se estima que el general se ocultó en la zona entre los años 1818 y 1821, después de haber sido derrotado por el español José Manuel de Armijo. Su discreción de prófugo, quedan demostrados en la falta de datos históricos sobre esa etapa en la vida del líder insurgente.

Antes de sentarse en la silla presidencial, el general insurgente debió hacerlo en una de roca, expuesto a los elementos, a sus enemigos durante la etapa más difícil del movimiento insurgente.

LAS BARRANCAS DE COMAPA, EL REFUGIO INSURGENTE

Los habitantes de Comapa saben muy bien que en las barrancas, en las cuevas del municipio, se ocultó el general Guadalupe Victoria. La voracidad y las leyendas hicieron que muchos sitios fueran saqueados por gente que buscaba algo de valor. El oro que traía consigo el insurgente, eran sus ideales.

El único dato oficial respecto a la estadía de Guadalupe Victoria en Comapa, es que en medio de la crisis de la guerra, optó por esconderse en “las selvas de Veracruz”, en las barrancas. 

La historia refiere que después de luchar en Oaxaca, concentró sus actividades en el camino de Veracruz y tuvo su centro de operaciones en Puente del Rey hasta 1815, cuando se le desalojó. Derrotado en Palmillas en 1817, se ocultó, pues nunca aceptó la amnistía.

Otros datos históricos refieren que después de ser hecho prisionero en Perote, el general se refugió en la selva del Cantón de Huatusco. Aprovechando la densa vegetación, existencia de fauna comestible y la red de cuevas que hay, sobrevivió en la zona por poco más de 2 años.

Habitantes nativos de comunidades como Victoria, en Sochiapa y la cabecera municipal de Comapa, afirman que estuvo oculto por mucho tiempo en el llamado Fortín de Comapa, en una cueva que atraviesa la construcción que data de la época prehispánica.

Otro de los refugios elegidos por el líder insurgente, de acuerdo a la tradición oral, es el templo que se encuentra frente al Palacio Municipal, donde había un paso que conducía a la barranca de Comapa.

Quien desee encontrar alguna evidencia para confirmar que el general estuvo en la región, debe prepararse con “crucetillo”, pues existe el riesgo de ser picado por alguna serpiente y se necesitará esa bebida para contrarrestar el veneno. Esa recomendación con tono de advertencia, ha hecho que muchos desistan.

EL GENERAL GUADALUPE VICTORIA

El general Guadalupe Victoria Fue el primer presidente de México y quien consolidó a la Marina de Guerra, que significó la total independencia el 18 de noviembre de 1825. Su nombre verdadero es José Miguel Ramón Adaucto Fernández y Félix, pero cambio de nombre en honor a la virgen de Guadalupe.

Inició su carrera militar como Teniente de Alcalde Mayor debido al prestigio y fortuna que su padre le dejó. Se destacó como un funcionario eficiente y trabajador. Fue nombrado como juez comisionado de minas en la población de Cosalá.

Guadalupe Victoria participó en el sitio de Cuautla y posteriormente se enfrentó al ejército realista el 25 de noviembre de 1812 en Oaxaca. Por la valentía y fuerza mostrada durante dicho ataque se nombró como jefe del ejército insurgente en Veracruz y le correspondió enfrentar el bombardeo de tropas españolas en el Fuerte de San Juan Ulúa.

El Congreso de Chilpancingo o Congreso de Anáhuac lo nombró como general brigadier en el año de 1814, pero como en cualquier guerra, hubo derrotas, como la que sufrió en 1815, que serían el preámbulo de la fuga.

Guadalupe Victoria fue nombrado presidente constitucional de México en el 10 de octubre de 1824. Como vicepresidente estaba Nicolás Bravo. Uno de los éxitos más nombrados en la historia de Guadalupe Victoria fue la construcción de la marina de guerra con lo cual se dio la total independencia de México en 18 de noviembre de 1825.