HUATUSCO “SE RELAJA”

HUATUSCO “SE RELAJA”

Huatusco, Ver. – La niña se balancea en un columpio de la alameda Agustín Chicuellar indiferente al coronavirus, al igual que su padre. El ingreso a espacios públicos está prohibido; en la práctica ya nadie lo toma en serio.


Huatusco se mantiene desde hace varios días con 47 casos confirmados de coronavirus y un total de 7 decesos, pareciera que ya no hay contagios, o que el sector salud dejó de reportarlo.


Los novios se pasean tomados de la mano y escondidos, detrás de algún arbusto que les brinda anonimato, con la mirada siempre alerta temiendo ser descubiertos, dos amantes se muestran su amor.


Por fuera la alameda de Huatusco parece vacía. Segundos después de internarse en los pasillos resbaladizos por el moho, se puede ver a integrantes del escuadrón de la muerte que discuten a gritos sobre importantes temas acompañados de un trago de alguna sustancia que se adivina alcohólica.


Afuera de los bancos la orden militar de guardar la sana distancia nunca funcionó. Ni el marcial porte de los elementos de la Guardia Nacional logró ablandar a una sociedad “curada de espanto”.


Junto al enorme parque, símbolo de Huatusco, avanzan taxis locales y foráneos con regularidad. El cubrebocas se ha convertido en sólo un adorno más de los vehículos, que circulan con exceso de pasaje.


En la mirada de los tianguistas la alegría es fugaz, se siguen preguntando cuando los dejarán instalarse, pues el semáforo verde para la ciudad de Huatusco, aún se ve lejano.