SUECIA SE REBELA CONTRA EL USO DE CUBREBOCAS

SUECIA SE REBELA CONTRA EL USO DE CUBREBOCAS

ESTOCOLMO.-  Suecia, que llamó la atención del mundo entero con su estrategia menos estricta frente al coronavirus, se encuentra de nuevo aislada en su lucha contra la pandemia ya que por el momento evita el uso obligatorio del cubrebocas como ya es norma en otros países europeos.

Muy poca gente lleva cubrebocas en los supermercados, autobuses y metros de Estocolmo. Si bien las autoridades sanitarias suecas consideran insuficiente su eficacia, insisten en el respeto de la distancia física y el lavado regular de manos.

A diferencia del resto de Europa, Sucia no confinó a su población y mantuvo abiertos cafés, bares, restaurantes y empresas, pidiendo a cada uno “asumir sus responsabilidades”.

El balance es cuestionable: con más de 5 mil 800 muertos y 84 mil casos, Suecia se encuentra entre los países más afectados con respecto a su población.

Pero, a diferencia de muchos países europeos que sufren una segunda ola de contagios, como España, Francia, Holanda, Alemania o Bélgica, las cifras en Suecia caen desde junio.

Frente a esta tendencia, las autoridades sanitarias no ven por el momento ninguna razón de cambiar de estrategia, incluidas las mascarillas.

El epidemiólogo Anders Tegnell, rostro visible de esta decisión sueca, considera que su eficacia aún debe ser confirmada. Mal utilizada o mal manipulada, la mascarilla podría contaminar a la persona que la utiliza, advierte.

Hay al menos tres informes de peso de la Organización Mundial de la Salud, del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades y de The Lancet que cita a la OMS, que afirman que las pruebas científicas son débiles”, explica el investigador.

KK Cheng, epidemiólogo del instituto de investigación en salud de Birmingham, denuncia de su lado una lógica “irresponsable” y “obstinada”.

Anders Tegnell prefiere insistir en la caída de las cifras desde que mejoraron las condiciones en los centros para ancianos, donde se había registrado un gran número de muertes al inicio de la pandemia, a lo que se suma un mayor respeto de las recomendaciones, como el teletrabajo.

Intentar reemplazar estas medidas por mascarillas no funcionará”, según él.

Muchos países que aplicaron las mascarillas experimentan un fuerte aumento”, declaró a mediados de agosto en la televisión pública.

AFP / FOTOS: AFP Y REUTERS