EN RIESGO, LIBERTAD DE EXPRESIÓN EN EL PAÍS

EN RIESGO, LIBERTAD DE EXPRESIÓN EN EL PAÍS

Gobierno adopta conductas de sistemas represivos

Xalapa, Ver.- La Arquidiócesis de Xalapa mostró su preocupación por el riesgo en que se encuentra la libertad de expresión a nivel nacional, pues el gobierno federal pretende imponer un pensamiento único que transgrede los derechos humanos. Este tipo de comportamientos, advirtió, son propios de sistemas represivos o arbitrarios que atentan contra las libertades y los derechos de las personas.

José Manuel Suazo Reyes, vocero de la Arquidiócesis lamentó que exista un acoso permanente, descalificación y hasta intimidación hacia quien piensa o actúa diferente por parte de las autoridades.

“Es lamentable y reprobamos abiertamente que a través de un discurso repetitivo se quieran apagar las voces disidentes como si se quisiera imponer un pensamiento único. Eso resulta muy peligroso porque atenta contra uno de los derechos fundamentales de toda persona y contra una de las características de la democracia moderna”, advirtió el sacerdote.

“Nos extraña también el silencio cómplice de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Vivimos en una sociedad plural, y desde la diversidad de pensamientos debemos buscar siempre la unidad, el diálogo y el encuentro por el bien común”, agregó.

La voz de alerta que han enviado los 650 intelectuales, periodistas y académicos recientemente, externó el vocero de la Arquidiócesis, “es un mensaje que debemos escuchar y reforzar. Se necesita corregir el rumbo, a nadie beneficia mantener un discurso amenazante y desestabilizador. Los que evidencian los errores, los fracasos y las torpezas que se han estado cometiendo y que están dañando al país, encaminándolo a un punto muy peligroso no tendrían por qué ser descalificados, agredidos e intimidados. Se tiene derecho a pensar y a opinar de forma diferente”, destacó.

Suazo Reyes alertó que junto a la amenaza de la libertad de expresión también se están afectando otras libertades como sucedió este sábado 19 de septiembre de 2020 en la ciudad de México, donde la policía impidió también el libre Tránsito a los manifestantes que marchaban del Monumento a la Revolución al Zócalo capitalino.

“Se trata de una violación a la libertad de Expresión, a la libertad de Tránsito y a la libertad de Manifestación. Reprobamos esta conducta represiva de parte de las autoridades de la Ciudad de México”.