LAS COSAS QUE NO ENTIENDO

LAS COSAS QUE NO ENTIENDO

Alcaldes de Calcahualco, Tlacotepec de Mejia y Yanga destacan por nulo trabajo

Clan Ochoa Valdivia quiere imponer candidatos en Huatusco

SALVADOS por la campana resultaron infinidad de alcaldes a lo largo y ancho del estado, pues al cancelarse el Grito de Independencia, no hubo rechiflas en su contra, como es el caso de Guadalupe Carrillo, en Calcahualco, quien en más de dos años, no ha hecho nada por su municipio, tan es así que para obligarla a dar la cara, la gente ha tenido que tomar hasta la caseta de Fortín, eso sin olvidar que es la directa responsable del surgimiento de un grupo de autodefensas, pues no tuvo la capacidad política de arreglar diferencias entre las mismas comunidades. A eso habría que sumarle que renunció a recursos de un programa federal que estaban destinados para atender a mujeres víctimas de violencia y que en Palacio de Gobierno, en Xalapa, atienden primero hasta a gente del estado de Puebla que a ella. Apenas este fin de semana se originó un caos en la comunidad de Excola, donde se celebró una fiesta de un familiar de la presidenta municipal. Se dice que Guadalupe Carrillo no hizo nada para impedir el baile, pero otros comentan que sí le pidió a su pariente que lo suspendiera pero no la obedeció, lo que demuestra que ni sus propios familiares le hacen caso. Otro claro ejemplo de los alcaldes que evadieron por pura suerte los reclamos es Polo Crivelli, alcalde de Yanga, primer pueblo libre de América, donde al parecer el tiempo se detuvo, pues el municipio permanece prácticamente igual que cuando rindió protesta como presidente municipal, ya que no hay ninguna obra significativa en todo el municipio. De Tlacotepec de Mejía ya ni hablamos, pues el alcalde Ansberto Marino Espinosa Murillo, destrozó el parque y con él, monumentos históricos, siendo sus mismos actos los que dejan en evidencia su nivel de ignorancia hasta de la historia del pueblo de donde es originario. Por cierto que todavía sigue el caso en su contra por negarle la paternidad a su hijo. Imagine usted, si niega a sus propios hijos ¿Qué será cuando lleguen las observaciones de las cuentas públicas?. Estos son solo algunos ejemplos, pero claro que hay muchos más “salvados por la campana”.
CRIMINAL es el recorte presupuestal al estado de Veracruz para el 2021, estimado en 2 mil millones de pesos. La borregada morenista tras bambalinas cuestiona, crítica, pero frente a los reflectores sonríe y respalda la decisión del máximo tlatoani yucateco. Como en toda regla, hay sus excepciones y una de ellas es Ricardo Ahued Bardahuil, senador de Veracruz, que parece ser el único representante de los veracruzanos sea en la cámara alta o baja y quien se atreve a hacer duras críticas a la política del gobierno federal.
En el caso de Zaira Ochoa Valdivia y Eleuterio Arrieta, una diputada plurinominal y el otro por el Distrito 13 de Huatusco simplemente brillan por su ausencia, una, porque no se le debe a nadie, pues nadie votó por ella, sólo llegó a la curul gracias a las negociaciones y alianzas de Rafael Ochoa Guzmán, su padre, quien en su momento también le compró la alcaldía de Huatusco. Hablar de Eleuterio Arrieta es asimilar que si no se dio “baños de pueblo” durante su campaña, menos ahora que goza de los placeres del poder. De resultados en el Congreso de la Unión, no tiene ninguno, cero participación en tribuna, cero propuestas y solo se ha sumado a las de otros legisladores para que no digan que no hace nada, pero las mismas estadísticas de la Cámara de Diputados hablan por sí mismas, lo que podría definirse como un diputado parasito.
LA FAMILIA OCHOA es bien sabido que quiere pedir “mano” de la candidatura a la alcaldía de Huatusco por el Morena y es por eso que andan de arriba para abajo inflando la candidatura de Mario Delgado Carrillo. Esta semana tenía programada una visita a la ciudad el aspirante a la dirigencia nacional del Morena, aunque al final se suspendió, lo que muchos lamentaron, pues habría sido la oportunidad perfecta para preguntarle a la diputada Zaira Ochoa sobre sus resultados como legisladora, pero bueno, si no se apareció ni en el festejo de la Universidad Politécnica de Huatusco, que ella misma había gestionado y que mientras fue alcaldesa la obra no pasó de la primera piedra, que se puede esperar. Por ahora es todo, hasta la próxima.